la era del desorden – (es)

La era del desorden - Dugutigui
Según el Deutsche Bank, ¿qué traerá esta nueva era?
1.  El deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China y la reversión de la globalización desenfrenada.
2.  Una década decisiva para Europa.
3.  Deuda aún mayor y dinero helicóptero se volverán comunes.
4.  ¿Inflación o deflación?
5.  La desigualdad empeorará hasta que se produzca una reacción violenta.
6.  La brecha intergeneracional se ensanchará.
7.  Crecerá el debate sobre el clima.
8.  Tecnológicas, ¿revolución o burbuja?
Según estos analistas, en una nueva nota de investigación, la era —de cuatro décadas— de la globalización puede estar llegando a su fin y podríamos estar entrando en “La era del desorden”, que remodelará tanto la economía como la política.
Es una predicción en línea con los interés de la élite financiera que comulga con la divisa masónica “Ordo ab Chao”, que se podría traducir como “Orden desde el Caos”. No se trataría de ordenar el Caos si no que el orden surgirá del Caos (guiado por los bancos, a ser posible).
La era del desorden - Elección Vs Selección_3
El deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China, “que se acelera —pero no ha sido causado— por la pandemia“, es un punto que definirá la era radicalmente distinta que se nos avecina. Los analistas señalan que la economía china cerrará la brecha con EE. UU. y finalmente lo superará a fines de esta década, “lo que atraerá un choque de culturas e intereses, especialmente a medida que China se acerque a ser la economía más grande del mundo”, dice el informe.
Cabría preguntarse: ¿un choque de culturas e intereses de quién exactamente? Porque no es el ciudadano medio el que intenta ‘contener’ el ascenso de China. Tal vez … ¿la élite occidental?
El equipo de analistas predice que una de las características clave de la nueva era será la reversión de la actual globalización sin restricciones. Si bien vimos “el mejor momento de crecimiento combinado del precio de los activos con rendimientos de acciones y bonos muy fuertes en todos los ámbitos” de cualquier época en la historia, desde 1980, es probable que “la era del desorden” rompa esta tendencia.
Evidentemente, el banco alemán, con lo de “el mejor momento” (o la mayor burbuja de la historia, según otros), no se refiere a Usted, ni al 99,99% de la población mundial.
Creen estos analistas que, afortunadamente, es poco probable que este enfrentamiento económico desencadene un conflicto militar real entre los dos estados, como suele ocurrir cuando una potencia emergente intenta desafiar a la gobernante. En su lugar, la guerra económica —con aranceles, sanciones y ataques en la esfera tecnológica— continuará. No importa quién gane las elecciones presidenciales del 2020 en Estados Unidos, la brecha entre las dos superpotencias crecerá.
La era del desorden - UE Encrucijada
Si bien la crisis del coronavirus ya ha puesto a la economía europea en una encrucijada, Deutsche Bank dice que la próxima década puede convertirse en “una década decisiva para Europa” en la que la UE se puede fortalecer o desintegrar. Entre otros factores que definirán el futuro, están el aumento de la deuda y el dinero en helicóptero (distribución de efectivo a empresas y público) que se están convirtiendo en la corriente principal —políticas que probablemente aumenten la inflación.
Pero pongamos las piezas en su lugar:
Fue la corrupción sistémica, dentro del sistema financiero (incluido el Deutsche Bank), lo que condujo al colapso bancario de 2008, lo que resultó en la inyección de cientos de miles de millones en flexibilización cuantitativa de la economía (el aumento de la deuda y el dinero en helicóptero que mencionan), mediante legislaciones pasadas sin consultar a una ciudadanía desprevenida y ya empobrecida.
En un avance rápido, 2020, los mercados de activos de EE. UU. están actualmente desquiciados y van completamenete en contra de todos los fundamentos: Están regidos por un “no pelees contra la narrativa” y el miedo existencial de “perderse algo” potencialmente. En otras palabras, los máximos de la bolsa de valores —sin base sólida— en los que se basan las esperanzas de reelección de Trump, son altamente vulnerables. El sentimiento puede cambiar —en un parpadeo— del modo “lucha” (lleno de adrenalina) al modo “pánico”. Todo lo que se necesita es una narrativa a la inversa.
La era del desorden - Dinero Helicóptero
Respecto al futuro de la Comunidad Europea, el Gobierno alemán, lo tiene más claro que el banco, y ya ha preparado su plan de contingencia en caso del colapso de la UE (o, más pesimistamente, el colapso de Occidente en general) antes del 2040 (¿Y si Occidente se derrumba? —traducido por Google).
Lo que es cierto es que el descontento con “la UE” va en aumento. Es claramente audible entre conocidos, amigos, medios de comunicación, comentaristas y entre algunos políticos. ¿Dónde está la UE en la llamada “crisis migratoria”? ¿Por qué la UE no ayuda rápidamente a los países particularmente afectados por la crisis del COVID-19? ¿Por qué no interviene la UE cuando se violan los derechos fundamentales, por ejemplo, en Hungría o Polonia? Y así una y otra vez, leemos y escuchamos muchas preguntas embarazosas. Está saliendo a la luz mucha ira, rabia e insatisfacción. Y muy pocas respuestas diferenciadas y basadas en hechos.
La era del desorden - Inflación o deflación
El informe del Deutsche Bank continua prediciendo que la desigualdad económica puede incluso empeorar en el mundo posterior a Covid-19, antes de que se produzca una reacción violenta y un retroceso de esta. La desigualdad está estrechamente relacionada con la brecha intergeneracional, pero los analistas esperan que el número de votantes más jóvenes supere, a finales de esta década, a los nacidos antes de 1980. Esto podría conducir a cambios políticos importantes en muchas esferas, desde los impuestos hasta el clima, piensa el banco.
Tal cambio en el equilibrio de poder podría incluir un régimen fiscal de sucesiones más severo, menos protección de los ingresos para los jubilados, más impuestos a la propiedad, junto con mayores impuestos sobre la renta y las empresas … y políticas más redistributivas en general“, dice el Deutsche Bank.
La era del desorden - Desigualdad y violencia
Aquí, los analistas del banco, interesadamente, se quedan cortos…
Sin esperanzas de poseer una propiedad en el futuro, con bancos y arrendadores revoloteando, como buitres ansiosos, para obtener todas las ganancias posibles, no es de extrañar que a muchos jóvenes les importe poco proteger la propiedad privada. Cuando saben que nunca podrán pagar una casa, ¿qué puede significar invadir una propiedad privada? ¿A quién le importan los coches incendiados en un concesionario de automóviles cuando uno nunca podrá pagarse un coche?
El comunismo y las ideologías afines están calculados para atraer a los “desposeídos”, que es una descripción que, a pesar de la auto-imagen cada vez más irreal de Occidente como la Tierra de las Oportunidades, define perfectamente a los habitantes más jóvenes.
Especialmente, después de que los mal aconsejados cierres pandémicos (como “usar un martillo para matar una mosca” —según los suecos) dejaran sin trabajo a millones de personas que apenas iban aguantando, los jóvenes occidentales son dolorosamente conscientes de que no tienen futuro en el actual sistema. Entonces, ¿por qué no destrozarlo?
La era del desorden - Brecha intergeneracional
Y tienen el poder de hacerlo. Cada vez más.
Lea algunos titulares (o algunos memes, si eso le gusta más). Hay cientos de titulares y frases ingeniosas que hablan de la naturaleza de los asesinatos en serie de los millennials. La sentencia de muerte le ha tocado —hasta ahora— a los sorbetes, servilletas, diamantes, compra de vivienda, televisión por cable, negociación de acciones, bolsas de basura e, incluso, los cereales para el desayuno, al menos tal como los conocíamos.
Eso es solo el comienzo …
La era del desorden - Debate sobre el clima
Continua el banco diciendo: “Finalmente, los próximos 10 años mostrarán si valió la pena el aumento exponencial del valor de las empresas de tecnología“. Comenzarán una revolución tecnológica o demostrarán ser la segunda burbuja de las punto-com.
Las grandes empresas tecnológicas representan hoy casi un tercio de la renta variable estadounidense, un nivel no visto desde que estalló la burbuja de las punto-com a principios de la década del 2000.
Amazon, Microsoft, Facebook, Tesla, Netflix, Apple y Google, combinados, ahora valen más de $ 7 billones (trillones americanos).
El precio multimillonario de estas empresas sugiere que los inversores asumen que seguirán siendo dominantes para siempre, algo que la historia de la industria tecnológica sugiere que es poco probable.
En 1976, el economista Herbert Stein estableció la Ley de Stein: “Si algo no puede continuar para siempre, se detendrá”.
Para hacer una comparación, la gente está pagando hoy 50 millones de dólares por un perro globo del artista estadounidense Jeff Koons —del que ha hecho media docena de copias que ni siquiera toca él mismo. Es probable que un banco te preste $ 25 millones para la compra de tu perro globo, ya que estos activos pueden usarse como garantía. Pero, para las generaciones posteriores, el perro globo podría valer solo 5 dólares.
La era del desorden - Revolución o burbuja tecnológica
Conclusión:
El hecho de que —a primera vista— el reporte de los analistas del Deutsche Bank parezca una “declaración controvertida” es un testimonio de lo bien que la élite financiera es capaz de controlar y confundir las mentes del público.
.
La era del desorden – Dugutigui

Acerca de Dugutigui

In the “Diula” language in Mali, the term « dugutigui » (chief of the village), literally translated, means: «owner of the village»; «dugu» means village and «tigui», owner. Probably the term is the result of the contraction of «dugu kuntigui» (literally: chief of the village).
Esta entrada fue publicada en COVID-19, Economy, Education, España, Opinion, Politically Incorrect Language, Politics, Writing y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s