la manzana – (es)

TENTACIONES TÓXICAS – LA MANZANA – DUGUTIGUI
¿Acaso la felicidad perpetua en el Jardín del Edén se volvió tan aburrida que justificara comer la manzana? Cierto que la felicidad nunca es grandiosa, no tiene el glamour de una buena lucha contra la desgracia, nada de lo pintoresco de un derrocamiento fatal por la pasión o la duda. Cierto que la tentación eventualmente llama a la puerta de todos, y algunos ignoran su enfoque más sinvergüenza, mientras que otros admiten voluntariamente a ese gran impostor. Cierto que esa es nuestra elección, por supuesto, pero ¿es esto todo lo que hay?
No nos engañemos a nosotros mismos: también hay un retroceso.
TENTACIONES TÓXICAS – LA MANZANA – DUGUTIGUI
Generalmente evito la tentación a menos que no pueda resistirla, y es difícil decir qué está bien cuando todo lo que quiero hacer está mal; pero las peores tentaciones son aquellas a las que cedemos sin obtener nada a cambio, excepto el brutal descubrimiento de nuestra debilidad. Hay gente que simplemente no necesitas. Estás mejor sin ellos. Tu vida es un poco mejor porque no están en ella. Tu personalidad es algo más, algo más profundo que solo preferencias, y estos detalles en la superficie puedes cambiarlos en cualquier momento que desees. Debes despertar de las alucinaciones y recuperar tu corazón. Salvar tu piel de los ácidos corrosivos del cerebro de las personas tóxicas, que miran tu buena apariencia con un ojo feo e interesado, y arruinan tus cualidades más positivas con sus mentes infestadas de ponzoñas. Esos que sonríen demasiado, mientras se adhieren a tus tobillos como bloques de hormigón, invitándote luego a nadar en sus aguas corrompidas. Esos que habitan en una oscuridad tan absoluta que te quemarán solo para ver alguna luz.
Al final de la historia, manejar personas tóxicas no es ningún arte, pues siempre acabarán víctimas de su propia toxicidad. Si te alejas de un callejón sin salida, negativo y unilateral, una relación o amistad que, al igual que el ADN parasitario, se acumula en cada genoma natural, persiste, prolifera y produce nada que no sea a sí mismo —tú ganas. Es curioso cómo los mortales siempre nos imaginamos poniendo cosas en nuestras mentes, cuando, en realidad, nuestro mejor trabajo sería mantener las cosas fuera.
.
La manzana – Dugutigui

Acerca de Dugutigui

In the “Diula” language in Mali, the term « dugutigui » (chief of the village), literally translated, means: «owner of the village»; «dugu» means village and «tigui», owner. Probably the term is the result of the contraction of «dugu kuntigui» (literally: chief of the village).
Esta entrada fue publicada en Español, Opinion, Photography, Writing y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s