en caso de que no lo hayas notado – (es)

En caso de que no lo hayas notado, nuestros líderes, en todas partes, han deshumanizado a millones y millones de seres humanos simplemente por su baja clase social, su religión e incluso su raza. Vivimos en una parte del mundo considerada rica, pero nuestra población es principalmente pobre. ¿Qué mundo se puede considerar rico cuando una persona trabajando todo el día no puede pagar sus facturas a fin de mes?  A nuestros pobres se les insta a odiarse a sí mismos, por ser pobres. De hecho, es un estigma que alguno de nosotros sea pobre, a pesar de que somos un continente de pobres con algún paleto rico. Lo que no te explican, es que por cada hombre que tiene un euro por el que no trabajó, otro hombre trabajó por un euro que no obtuvo.
En caso de que no lo hayas notado, nuestros líderes, en todas partes, nos hacen creen muchas cosas que obviamente son falsas. La falsedad más destructiva es que es muy fácil para cualquiera ganar dinero. No te explicarán cómo, factualmente, te va a llover dicho dinero y, por lo tanto, aquellos a los que no les llega, el 95%, se culpan entre ellos y se culpan a sí mismos. Esta culpabilidad interior ha sido un tesoro para los ricos y poderosos, que han tenido que hacer menos por sus pobres, pública y privadamente, que cualquier otra clase dominante desde los tiempos napoleónicos. Muchas novedades han venido de América. La más sorprendente, algo sin precedentes, es esta masa de pobres indignos, a la que no hay que amar porque no se aman a sí mismos.
En caso de que no lo hayas notado, nuestros líderes, en todas partes, le han dado la espalda a la clase trabajadora, sin mencionar a los trabajadores indocumentados que cosechan los alimentos y construyen nuestras casas. Estos héroes inesperados que en esta crisis aparecen en los supermercados y en los almacenes cuando aún está oscuro, cargando camiones y llenando estantes para que tengamos comida en nuestros refrigeradores durante esta cuarentena. Héroes, sin duda, que hacen que agua y electricidad sigan fluyendo, que limpian nuestras áreas públicas, que sirven en las farmacias y hospitales y entregan alimentos y medicinas en ciclomotores. Héroes que están arriesgando su vida por nosotros.
En caso de que no lo hayas notado, nuestros líderes, en todas partes, denigran a ese ejército, con chalecos de colores brillantes y chaquetas de alta visibilidad, que son los hijos, hijas, nietos y nietas de una clase trabajadora abandonada por ser innecesaria, anticuada e incapaz de hacer frente a este mundo en constante cambio. En otros tiempos había tradiciones populares que ensalzaban hombres que eran pobres, pero extremadamente sabios y virtuosos, y por lo tanto más estimables que cualquiera con poder y oro. Hoy día ya no se cuentan estas historias. La gente, en una burla a sí misma, glorifica a sus ricos: “si eran tan inteligentes, ¿por qué no eran ricos?”
En caso de que no lo hayas notado, nuestros líderes, en todas partes, también han deshumanizado a nuestros soldados debido a su baja extracción social. Cuando los ricos hacen la guerra, son los pobres quienes mueren. Antes de atacar Irak, ellos, con la inestimable ayuda de los paniaguados de la presa, garantizaban que allí había armas de destrucción masiva. La guerra ahora es una forma de entretenimiento televisivo, y lo que hace que la Primera Guerra Mundial sea tan entretenida son dos inventos estadounidenses, el alambre de espino y la ametralladora. O que el Napalm se desarrollase en un laboratorio secreto en la Universidad de Harvard.
En caso de que no lo hayas notado, nuestros líderes, en todas partes, si aguantan, siempre tienden hacia formas aristocráticas. No se conoce ningún gobierno en la historia que evada este patrón. Y a medida que se desarrolla esta aristocracia, el gobierno tiende cada vez más a actuar exclusivamente en interés de la clase dominante, ya sea que se trate de la realeza hereditaria, los oligarcas de los imperios financieros o la burocracia arraigada. Una rancia aristocracia que dice amar al hombre trabajador, cuando en realidad lo que aman es verlo trabajar.
En caso de que no lo hayas notado, en todas partes, la clase trabajadora debería ser aclamada como los héroes del Covid-19 por permitir todas las cómodas cuarentenas de las clases medias y altas, seguras, satisfechas, saludables y apoltronadas, con ese optimismo cuidadosamente preservado, esta progenie gorda y próspera de mediocridad. Con esta pandemia, la clase trabajadora resulta ser el pilar fundamental que sostiene a la sociedad, y debería ser aclamada como tal, pero me temo que nunca ocurrirá.
En caso de que no lo hayas notado, en todas partes, nos encontramos en una nueva realidad donde los penes de vidrio y cromo que se yerguen al cielo y los penes pequeños que laboraban dentro de ellos, están trabajando desde sus casas con sus portátiles. Quizás sus trabajos importantes y bien pagados, y los miles de millones gastados en sus entornos laborales, no eran tan cruciales para nuestra sociedad como se nos dijo hace años cuando eran “demasiado importantes para caer”. Esos edificios brillantes de 50 pisos ahora se sienten vacíos, mientras los hospitales están abarrotados. El Covid-19 nos empuja a mirar a través de sus ventanas de espejo.
En caso de que no lo hayas notado, en todas partes, la verdadera noticia es cómo la clase trabajadora viene a rescatar nuestro sistema financiero y social, a rescatarte a ti, y no una celebridad explayándose sobre cómo se inspiró y aprovechó sus propias experiencias al contraer el Covid-19 y aislarse durante 14 días en su lujosa mansión. Mi autoaislamiento relativamente cómodo está siendo posible gracias a esas mismas personas que nuestra sociedad ha estado descuidando una y otra vez.
En caso de que no lo hayas notado, en todas partes, ninguno de nosotros sabe lo que sucederá en las próximas semanas y meses: si el valor del trabajo que hacemos se basará en las realidades materiales de la sociedad o si aquellos paletos con dinero que han vivido la vida sobre las espaldas de la clase trabajadora una vez más usarán su riqueza y poder para subyugarnos a la falsa conciencia de que no somos dignos.
En caso de que no lo hayas notado, donde se niega la justicia, donde se impone la pobreza, donde prevalece la ignorancia y donde se hace sentir a cualquier clase que la sociedad no es más que una conspiración organizada para oprimirles, robarles y degradarles, ni las personas ni las propiedades estarán a salvo.
En caso de que no lo quieras notar, como decía Haile Selassie, hasta que la filosofía que sostiene que hay una raza superior y otra inferior sea desacreditada y abandonada de manera definitiva y permanente, significa guerra. Hasta que no deje de haber ciudadanos de primera clase y de segunda clase en todas las naciones, significa guerra. Hasta que el color de la piel de un hombre no tenga más importancia que el color de sus ojos, significa guerra. Hasta que los derechos humanos básicos estén igualmente garantizados para todos sin importar la raza o la religión, significa guerra. Y hasta ese día, el sueño de la paz duradera, la ciudadanía mundial, el gobierno de la moral internacional, seguirá siendo una ilusión fugaz que se perseguirá, pero que nunca se alcanzará … ahora y luego, en todas partes, hará guerra.
.
En caso de que no lo hayas notado – Dugutigui

Acerca de Dugutigui

In the “Diula” language in Mali, the term « dugutigui » (chief of the village), literally translated, means: «owner of the village»; «dugu» means village and «tigui», owner. Probably the term is the result of the contraction of «dugu kuntigui» (literally: chief of the village).
Esta entrada fue publicada en Africa, COVID-19, Economy, Education, Español, Politically Incorrect Language, Politics y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s