de amor y vacío – (es)

de_amor_y_vacío
No abusemos de palabras como “amor”. Es una palabra muy sensible y se desgasta rápidamente. Romeo apenas la mencionaba. Se trata de una moneda que se devalúa con facilidad. Muy pronto la estarás diciendo cada vez que cuelgues el teléfono o cada vez que te vayas. Se convertirá en una disculpa. Entonces es una excusa. Algunos idiotas pretenden que sea un chaleco a prueba de balas: no me aborrezcas; te quiero. Pero, sobre todo, sólo significa: más. Más, más, dame algo más. En unos años a partir de ahora, cuando te sientas por tu cuenta completo, si realmente te enamoras, si realmente se trata de eso -y será una lástima que así sea-, vas a tener que mirar directamente al negro de sus ojos, justo en el vacío que allí se encuentra, y sentir todo, absolutamente todo lo que necesita y lo que tienes que estar dispuesto a ahogar en él. Tendrás que desear ser aplastado, enterrado vivo. Porque eso es lo que se siente con el amor verdadero: asfixia. Solían enterrar a algunas mujeres con sus vestidos de novia, ya sabes. Pensé que era porque los maridos eran demasiado avaros como para comprar otro vestido, pero ahora veo el sentido: el amor es tu primer pie en la tumba. Debe ser por eso que la segunda sentencia de la que más se abusa es “para siempre”.
Emptiness1
La vacuidad, que conceptualmente es susceptible de ser confundida con la pura nada, era de hecho la alberca de las posibilidades infinitas. Me iba dando cuenta del vacío a medida que lo iba llenando. Este encuentro accidental de posibilidades se autodenomina Yo. Pero como anciano me pregunto: ¿qué estoy haciendo aquí? Mi mente se empaña. Y, de repente, este Yo se convierte en irreal. La erosión de un alma, la lenta acumulación de pequeñas fuerzas y acontecimientos que finalmente seca y deja el corazón vacío. ¿Es esta la evolución natural de nuestras necesidades?
Trata de imaginar lo siguiente: Eres un agricultor, que vive sola en la tundra Pampeana. Día tras día aras tus campos. Por lo que el ojo alcanza a ver, nada. Hacia el norte, el horizonte, hacia el este, el horizonte, hacia el sur, hacia el oeste, más de lo mismo. Cada mañana, cuando el sol sale por el este, te vas a trabajar a los campos. Cuando está directamente encima, te tomas un descanso para el almuerzo. Cuando se hunde en el oeste, te vas a casa a dormir. Y entonces, un día, algo dentro de ti muere. Día tras día observas la salida del sol en el este, su arco en el cielo, luego como se hunde en el oeste, y algo se rompe dentro de ti y comienzas a morir. Lanzas tu arado a un lado y, con la cabeza completamente vacía de pensamientos, empiezas a caminar hacia el oeste. Partes hacia una tierra que debe encontrarse más al oeste del sol. Como alguien poseído, solo puedes caminar, día tras día, sin comer ni beber, hasta que te desplomas en el suelo y mueres. ¿Qué es esto? Este sonido… ¡Oh, no sé que es! Viene más allá del borde del mundo, de un espacio en el que vacío y la sustancia perfectamente se superponen, donde el pasado y el futuro forma un bucle continuo, sin fin. Y, cerniéndose, hay signos de que nadie ha leído, acordes que nadie ha oído antes.
.
De amor y vacío – Dugutigui sobre un texto de Haruki Murakami

About Dugutigui

In the “Diula” language in Mali, the term « dugutigui » (chief of the village), literally translated, means: «owner of the village»; «dugu» means village and «tigui», owner. Probably the term is the result of the contraction of «dugu kuntigui» (literally: chief of the village).
This entry was posted in Español, Photography, Writing and tagged , . Bookmark the permalink.

2 Responses to de amor y vacío – (es)

  1. kartesiano93 says:

    Épocas de vacuidad dan paso a épocas de llenanza espiritual, en la vacuidad misma hallamos un estado de reflexión automático, relajado, sobre la marcha de las cosas, en el que no sabemos qué hace la mente. A la batalla de las épocas de pensamiento fecundo le sucede la vacuidad, es como la recogida de cadáveres caídos, en este caso libros que leíste y que ahora yacen apilados, quizá con algo de polvo, encima de tu mesilla. Así pasas el trapo del entendimiento (me encanta usar esta palabra, tantísimas veces usadas por El de la Triste Figura), y recuerdas que no murieron del todo, que hay en ellos todavía un lector que los saque de su letargo sacro. Has pensado, has descansado, pero la chispa intelectual se vuelve a encender, y devoras y devoras páginas, buscando desesperado el rostro de aquel personaje que llegaste a idealizar, aquel personaje al que metiste en tu realidad, como un comandante de Caballerías en la feroz batalla por la vida.

    Tema interesante el de la vacuidad.

    • Dugutigui says:

      Me encanta tu comentario por dos razones, lo que dice y como lo dice. Tienes madera de escritor y una mente preclara. Una buena cabeza y un buen corazón son siempre una combinación formidable. Sin embargo, cuando se le agrega una lengua literaria y un bolígrafo, entonces se obtiene algo muy especial.
      Respecto a la vacuidad hay un acontecimiento que me gusta recordar. Ha habido varias veces en que alguien me ha jurado que después de todo lo que la vida le había repartido, ya no le era posible el poder creer en nada. Le respondí que la vida y mis estudios me habían llevado a la misma conclusión. Le pregunté: “¿Qué le está permitido a esta persona, una vez que se ha dado cuenta de que la verdad es inalcanzable y por lo tanto no existe para él?” Siempre me acuerdo de la respuesta. Me dijo algo como esto: .. “Si una persona se ha dado cuenta de que todo lo que la gente llama felicidad, amor y alegría es sólo un error de cálculo basado en una premisa falsa, sentirá un vacío interior horrible, y lo único que podría sacarlo de su parálisis sería jugar con su propio rostro y el rostro de los demás. A una persona capaz de esto se le permitiría todo”.
      ¡Gracias por tu comentario!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s