la vida que vale la pena perder – (es)

Soy un hombre moderno, un hombre del milenio. Digital y libre de humo. Diversificado multicultural, post-moderno deconstruccionista, política, anatómica y ecológicamente correcto. He sido subido y descargado, he sido localizado y externalizado, conozco los desajustes de los ajustes y el declive del ascenso.
Soy alta tecnología de los bajos fondos. Un instrumento de vanguardia, multitarea, en estado de arte, bipolar y te puedo transferir un gigabyte en un nanosegundo. Soy nueva ola de la vieja escuela y mi niño interior necesita exteriorizarse.
Soy de nervios calientes, buscador de calidez, cliente fresco de corazón templado, activado por voz y biodegradable. Interactúo con mi base de datos que está en el ciberespacio, así pues soy interactivo, hiperactivo y de vez en cuando me siento radiactivo.
Hecho a lo difícil, por delante en la curva, en la cresta de la ola, esquivando la bala y forzando los límites. Estoy disponible, ocupado, en conversación y libre de drogas. No tengo necesidad de Cola ni Speed. No tengo ganas de pantallas azules o defragmentados. Soy del momento, sobre el filo, sobre la cima, pero debajo del radar. Un concepto elevado, de perfil bajo, misionero balístico de mediano alcance. Una bomba inteligente de callejero intelecto. El que alimenta por abajo el pináculo de la capacidad profesional. Mantengo poderosos lazos, digo poderosas mentiras, duermo poderosas siestas y corro victoriosas corridas. Soy un macho en continuo movimiento, una apuesta segura, excelente en ese campo con superación proactiva. Un furioso adicto al trabajo. Un adicto al trabajo furioso. Sin rehabilitación y con abnegación.
Tengo un entrenador personal, un marchante personal, un asistente personal y una agenda personal. No puedes hacerme callar. No puedes enmudecerme porque soy incansable e inalámbrico. Soy un macho alfa beta-bloqueado.
Soy un no creyente y un triunfador en exceso, chapado a la antigua, pero adelantado a la moda. Con la cabeza alta y los pies en el suelo, de bajo alquiler y alto mantenimiento. De talla grande, larga duración, alta definición, encendido rápido, listo para el horno y construido para durar. Soy manos a la obra, libre de ataduras, con reflejos de cabeza, prematuramente post-traumático y tengo un amado bastardo que me odia por carta.
Sin embargo, siento, cuido, curo, comparto – un donante de cuidados solidario, comprometido, nutriente y primario. Mi producción disminuye, pero mis ingresos suben. Tomo una posición corta en apuestas a largo plazo y mi fuente de ingresos tiene su propio flujo de caja. Leo correo basura, como comida basura, compro bonos basura y veo la basura de los deportes. Soy de un género específico, de capital intensivo, de uso fácil y tolerante con la lactosa.
Me gusta el sexo duro. Me gusta el amor duradero. Uso la palabra “joder” en mis correos electrónicos y la parte blanda de mi disco duro es mi parte dura, no el porno suave. Me compré un microondas en un mini-centro; me compré una mini-van en una mega-tienda. Como la comida rápida en el carril lento. Soy libre de cargo, de fácil manejo, listo para usar y vengo en todas las tallas. Un milagro médico totalmente equipado, autorizado por fábrica, aprobado por hospitales y clínicamente probado, científicamente formulado. He estado prelavado, pre-cocinado, previamente calentado, preseleccionado, preaprobado, preempaquetado, posfechado, liofilizado, con doble envoltorio, envasado al vacío, tengo banda ancha de capacidad ilimitada.
Soy un tipo rudo, pero soy auténtico. Claro y directo. Estirado, concentrado y listo para el rock. Áspero, duro y difícil de engañar. Tomo las cosas con calma, voy con la corriente, cabalgo la ola. Me deslizo en mi paso. Conduciendo y moviendo, navegando e hilando, burlando y manejando, gimiendo y ganando. No sesteo, así que no pierdo. Mantengo el pedal en el metal y el caucho en el asfalto. Fiesteo con energía y el almuerzo es mi hora de la verdad. Paso el rato conmigo, no hay ninguna duda, y no me rindo.
Tengo un cierto interés, o fascinación podríamos llamarlo, en la tortura y las decapitaciones y todas esas cosas, y es porque cada uno de estos actos me recuerda en la vida, una y otra vez, lo bestias que los seres humanos son en realidad. Al llegar al fondo de la cuestión, los seres humanos no son nada más que ordinarias bestias de la jungla. Salvajes. No son diferentes de la gente CroMagnon que vivió veinticinco mil años atrás. No son diferentes. Nuestro ADN no ha cambiado sustancialmente en cien mil años. Todavía estamos operando con la parte la parte inferior del cerebro. El cerebro reptiliano. Luchar o huir. Matar o ser matado. Nos gusta pensar que hemos evolucionado y avanzado, ya que podemos construir una computadora, volar un avión, viajar en submarino, podemos escribir un soneto, pintar un cuadro, componer una ópera. Pero ¿sabes una cosa? Estamos apenas fuera de la selva en este planeta. Apenas fuera de la selva de mierda. Lo que somos, es semi-civilizadas bestias, con gorras de béisbol y armas automáticas.
Por cierto, ¿No crees que es un poco extraño que Ronald Reagan fuese operado en el culo y George Bush tuviera una operación en el dedo medio. ¿Eh? ¿Eh? ¿Qué estaban estos dos hombres tratando de decirnos?
¡ Cambio y fuera !
.
La vida que vale la pena perder – Dugutigui’s translation of a transcription by George Carlin

About Dugutigui

In the “Diula” language in Mali, the term « dugutigui » (chief of the village), literally translated, means: «owner of the village»; «dugu» means village and «tigui», owner. Probably the term is the result of the contraction of «dugu kuntigui» (literally: chief of the village).
This entry was posted in Education, Español, Humor, Politically Incorrect Language and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to la vida que vale la pena perder – (es)

  1. Sin nombre says:

    After you killed me off with laughter for ten minutes (thanks) I realize you are a little less wild that you pretend and your better sentence: ” Un macho alfa beta-bloqueado jajjja, fantástico.
    Yo una hembra a la que las letras Griegas no llegaron completamente, reptiliana y salvaje, de hecho pronto me iré con ellos a la jungla.

    • Dugutigui says:

      La sonrisa es una curva que pone todo derecho: Esos diez minutos tuyos son mi mayor recompensa. En realidad no es que sea un salvaje, como bien notas. Básicamente, creo que el mundo es una selva, y si no hay un poco de selva en casa, un niño no puede estar en forma para entrar en el mundo exterior.
      He pasado unos dieciocho años en África, y solo una apreciación: Por supuesto, el león es el rey de la selva, pero si lo lanzas desde el aire en la Antártida, sólo será una puta del pingüino🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s