libre de deuda – (es)

¿Qué pasaría si todos cancelamos nuestras deudas?
No es ningún secreto que los consumidores están agobiados por las deudas. Tomemos USA como ejemplo. En conjunto, en los Estados Unidos, los ciudadanos de a pié deben más de $ 12.6 billones de dólares. Dado que aproximadamente el 24 por ciento de los hogares están libres de deuda, y hay alrededor de 114 millones de hogares en los Estados Unidos, el hogar promedio se carga con…
Siéntate…
Aproximadamente ¡ US $ 145.000 en deudas !
Estoy a punto de combinar las medias y las medianas para simplificar, pero tengan paciencia conmigo: De acuerdo con la Oficina del Censo, el ingreso familiar promedio es de $ 51.881 por año. Si el hogar medio no hiciera otra cosa que pagar la deuda, necesitarían 2,8 años para cancelar esta totalmente.
Naturalmente, es absurdo esperar que los ingresos totales de una familia entera sean empleados para pagar las deudas. Incluso si el 30 por ciento de dichos ingresos fueron dedicados al pago de la deuda, se necesitarían 9,32 años.
Eso ya parece mucho tiempo.
Sin embargo, vamos a pensar en las consecuencias. Si nosotros, como sociedad, decidiéramos apretarnos realmente en cinto y nos comprometiéramos realmente a cancelar nuestras deudas ¿que ocurriría realmente?
La economía, en su forma actual, se desplomaría. Hoy el gasto por consumo representa más o menos el 70 por ciento del PIB. Dado que la tasa de ahorro es en la actualidad un 3,7 por ciento, el aumento de esta tasa de ahorro – un corolario de la cancelación de la deuda – significaría una disminución del gasto en un 26,3 por ciento. Debido a esta disminución en el gasto, habría una ronda importante de despidos que estrecharía aún más la economía, disminuirían los ingresos familiares y, probablemente, aumentaría el tiempo que se necesitaría para la cancelación total de la deuda de los consumidores.
Los bancos tendrían que encontrar otra manera de hacer dinero. Puesto que el equilibrio esencial de la banca es captar depósitos, pagar un interés por estos, y luego prestar el dinero a una tasa más alta para lograr un margen rentable, los bancos necesitarían otras fuentes de ingresos. Los bancos actualmente pueden ofrecer cuentas remuneradas, depósitos de cheques gratis, servicio gratuito de pago de facturas y otros supuestos “beneficios”, ya que resulta rentable prestar a los prestatarios ese dinero que se les da, mientras que ganan un margen para sí mismos. Los bancos tendrían que cobrar para mantener su dinero, y los Certificados de Depósito y las cuentas del mercado monetario desaparecerían. ¡ No más tostadoras gratis cuando usted abra su libreta de ahorro por Navidad !
El mercado inmobiliario se secaría completamente. Dado que la gente tendría que ahorrar dinero para comprar casas en efectivo en lugar de utilizar una hipoteca tradicional, la demanda de viviendas caería drásticamente, aunque la demanda de viviendas en alquiler aumentaría significativamente. La industria de la construcción se derrumbaría – aun más si eso es posible – ya que pocas personas podrían permitirse nuevos hogares al contado.
Lo mismo ocurriría con la industria del automóvil, aunque la caída no sería tan dramática. Probablemente, los fabricantes de automóviles desplazarían la producción de los vehículos no-económicos a coches más baratos y menos costosos para poder ofrecerselos a un precio mucho más bajo.
Los proveedores del “hágalo usted mismo” florecerían, al entender la gente que se puede  ahorrar dinero a través de hacer las cosas uno mismo. ¿Tiene hoy problemas para aparcar en su cercano Leroy Merlin o Home Depot?  Pues ya verá lo que pasa cuando este programa “libre-de-deuda” de la patada.
Los restaurantes sufrirían, ya que la gente elegiría comer en casa para ahorrar dinero.
La matriculación en universidades se reduciría. Las universidades inteligentes bajarían sus tasas de matrícula para que fuesen asequibles para las familias y los estudiantes universitarios que han labrado su camino a través de la escuela.
Los talleres comunitarios, escuelas técnicas y de formación profesional florecerían, ya que los estudiantes elegirían cursos de enseñanza y formación profesional en carreras donde podrían ganarse bien la vida, en un plazo más corto.
Eso no quiere decir que no hayamos vivido de forma más frugal en el pasado (o que estemos realmente recortando el gasto tan drásticamente). Las tarjetas de crédito, por ejemplo, ni siquiera existían antes de 1946. Las hipotecas han existido desde la Edad Media, pero antes de la Gran Depresión, la práctica común en los EE.UU. era pagar al menos un 50 por ciento de entrada, y obtener una hipoteca por el resto a 5 años con interés fijo. Así que, vivir en una sociedad relativamente libre de deudas no es un fenómeno poco común en nuestra historia.
Una vez que el tiempo de saldar nuestras deudas hubiese pasado, entraríamos sin duda en una nueva era de prosperidad. En lugar de tener gran parte de nuestros ingresos agobiados por los intereses y el pago de compras anteriores, podríamos liberar esos ingresos para ahorrar para nuestra jubilación, consumir – o donar. Estaríamos más dispuestos a asumir riesgos y ser más emprendedores, ya que no estaríamos atados a hipotecas, pagos del coche, y otros préstamos que ahora resultan tan preocupantes en el caso de que nuestros proyectos empresariales no tengan éxito. El poder económico neto del país aumentaría a medida que más dinero se gastaría en bienes y servicios no financieros, o lo que es lo mismo, en producción en lugar de en intermediarios financieros. Seríamos capaces de volver a poder consumir lo que la capacidad económica de nuestro país podría producir.
Uno de cada cuatro de nosotros vivimos de esa manera hoy. Imagínense lo que pasaría si los otros tres se unieron a nosotros.
.
Libre de Deuda – Dugutigui’s translation of a text by Jason Hull

About Dugutigui

In the “Diula” language in Mali, the term « dugutigui » (chief of the village), literally translated, means: «owner of the village»; «dugu» means village and «tigui», owner. Probably the term is the result of the contraction of «dugu kuntigui» (literally: chief of the village).
This entry was posted in Education, Español, Politically Incorrect Language, Politics and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to libre de deuda – (es)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s